En una acción que muchos han elogiado, el Municipio de Vergara procedió a la destrucción de caños de escapes ruidosos. 

Se utilizó una máquina aplanadora para esta tarea. El Director de Tránsito de la Intendencia Carlos Moreira, dijo a REVISTA CERO 33, que “la motos se retiran y hasta que el propietario no va con un caño de escape nuevo, no se devuelve”. El jerarca también indicó que esto se cumple en el 75 y 80 por ciento de los casos. 

El siguiente video fue compartido por el propio Municipio en sus redes sociales: